¿Quieres darle un toque personal a tu Windows 10? Ya hemos visto que hay muchas opciones para personalizar su apariencia. Y también hay algunos trucos que podemos aplicar para dar nuestro estilo a otros detalles del sistema.

Por ejemplo, podemos cambiar la apariencia genérica de las carpetas con unos simples clics. Te mostramos cómo puedes hacerlo en pocos pasos.

Cambiar el icono de la carpeta en Windows

Veamos como pasar del típico icono de carpeta amarilla de Windows a uno más ‘divertido’. Así que empezaremos cambiando el icono que representa a las carpetas.

Este cambio es individual, no afectará a todas las carpetas de Windows así que podremos asignar un icono diferente a cada carpeta. Para empezar este proceso debemos contar con imágenes que sustituirán el icono predeterminado.

Hay muchas opciones para descargar imágenes gratuitas, así que este paso no será un problema. Aunque podemos utilizar imágenes en formato JPG o SVG (vectores), es mejor optar por PNG. Una vez que tenemos la imagen, la convertimos a formato ICO (una extensión usada para archivos que se usan como iconos).

No hace falta instalar nada en Windows para realizar este paso. Para la conversión usaremos una aplicación web llamada Convertico.

Esta aplicación cuenta con una interfaz intuitiva y fácil de utilizar, solo tenemos que arrastrar y soltar la imagen para que realice el proceso. Podremos una vista previa del resultado junto con el tamaño del archivo final y la opción de descarga en formato ICO.

Para agilizar la tarea puedes arrastrar varias imágenes a la vez para que realice la conversión en lote de imágenes. Luego nos habilitará un archivo ZIP para descargar todas las imágenes en formato ICO. Y si deseas, también puedes cambiar el tamaño de cada una de ellas.

Ahora que ya tenemos la imagen en el formato correspondiente podemos cambiar la apariencia de las carpetas de Windows.

Cambiar la apariencia de las carpetas

Elegimos la carpeta que deseamos cambiar y utilizando el menú contextual seleccionamos la opción “Propiedades”.

Nos desplazamos hasta la pestaña “Personalizar” y elegimos “Cambiar icono… “. Windows abrirá una nueva ventana para seleccionar la imagen que deseamos aplicar como icono para la nueva apariencia de la carpeta. Recuerda que la imagen deben estar en formato ICO.

Cada vez que elegimos una imagen nos mostrará una vista previa así que podemos comprobar si conseguimos el efecto deseado antes de aplicar el cambio. En la ventana Propiedades seleccionamos «Aplicar» y ya podremos ver el cambio de icono en la carpeta.

Y la misma dinámica puedes repetir con todas las carpetas a las que desees cambiar la apariencia. Si tienes paciencia puedes buscar imágenes temáticas para tener el mismo estilo en todas las carpetas. O Puedes usar los mismos colores o diseños para carpetas destinadas al trabajo y otra para contenido personal.

O si eres un creativo y dispones de tiempo puedes crear tus propios iconos para las carpetas de Windows. Sin importar las imágenes que elijas, el proceso siempre será el mismo. Y lo mismo aplica si deseas eliminar los nuevos iconos y regresar a la configuración predeterminada de Windows o elegir otros iconos que provee el sistema.

De esta forma, sin instalar programas extras, podrás cambiar la apariencia de las carpetas en Windows 10. Y la misma dinámica puedes aplicar en Windows 8 y 8.1.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...