Hay ocasiones en las que las cosas no salen como deberían. Una de ellas es el buen funcionamiento de un navegador web. Abrimos una página y la página se queda pensativa, con la pantalla en blanco. Verificamos a ver si se trata de nuestra conexión y vemos que no, está todo correcto. Es más, abrimos la misma página con otro navegador (siempre es bueno tener en el ordenador instalado más de uno como Firefox o Edge Chromium) y en este sí que todo funciona a la perfección. Entonces, ¿qué es lo que ocurre con nuestro navegador, por qué no carga las páginas correctamente? Vamos a contarte qué es lo que debes hacer si tu navegador Google Chrome (uno de los más usados por los internautas) no funciona como debe.

Chrome no carga: soluciones al problema

Hemos dicho antes que es buena idea abrir la misma página con otro navegador. Si vemos que seguimos sin poder acceder a ella, es probable que se trate de un problema interno de la propia web. Intentamos abrir otra con Chrome y si seguimos sin poder abrirla pasamos ya a la acción.

Administrador de tareas

Lo primero que haría, antes de desinstalarlo, sería abrir el administrador de tareas y cerrar el proceso de Chrome que tengamos abierto. Para ello vamos a pulsar, a la vez, las teclas de CTRL+ALT+SUPR y aparecerá  una pantalla azul con varias opciones. Pulsamos en ‘Administrador de tareas’ y se abrirá una pequeña ventana con varias pestañas. Nos quedamos en ‘Procesos’ que es la que aparece por defecto. Buscamos en el apartado de ‘Aplicaciones’ donde aparezca Google Chrome. Nos colocamos encima, pulsamos el botón  derecho del ratón y pulsamos en  ‘Finalizar tarea’. Como Chrome gestiona su navegador en pestañas independientes, deberemos cerrar todas las pestañas una a una.

Volvemos a abrir Google Chrome y ya debería cargar correctamente.

Cambiar el nombre del programa

Otro truco que parece haber tenido éxito en personas con este fallo. Se trata de ir a la ubicación del navegador Chrome en nuestro ordenador, es decir, el lugar donde se instaló cuando lo descargamos. Por defecto la ruta suele ser ‘Disco local (C:) – Archivos de programa (x86) – Google – Chrome – Application’. Dentro de esta carpeta verás el logo de Chrome al que deberás cambiarle el nombre, poniéndole una letra antes de ‘chrome’ con un guión bajo, como ‘x_chrome’ o ‘g_chrome’ sin las comillas. Abre de nuevo el programa y busca una página. Realiza esta misma operación un par de veces hasta que veas que ya carga de nuevo las páginas web.

Cierra pestañas

En ocasiones, una sobrecarga de pestañas puede hacer que a Google Chrome le cueste cargar otras nuevas por lo que te recomendamos que, de vez en cuando, cierres las que ya no necesites. También puedes echar mano de complementos que te agrupan las pestañas abiertas como quieras, convirtiéndolas en una sola.

Borra la caché y las cookies

Cada vez que entramos en una web el sistema almacena cierta información para que, a la siguiente vez que abramos esa misma, tarde menos en ofrecernos la información. De vez en cuando hay que borrar toda esa información porque puede dar lugar a conflictos y a que no se abra correctamente una página. Para borrar la caché  y las cookies en Chrome hacemos lo siguiente: entramos en la configuración del navegador, pulsando sobre los tres puntos del menú, luego en ‘configuración avanzada’ y posteriormente en ‘Privacidad y seguridad‘.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...