¿Buscas una VPN que puedas usar desde el navegador web sin complicarte con instalaciones? Una solución rápida a ello es recurrir a extensiones VPN.

Son fáciles de usar, potentes y permiten ver contenido que puede estar restringido o limitado en nuestro país. Si usas Google Chrome, estas son las mejores extensiones VPN que puedes tener en cuenta.

ExpressVPN

Esta opción cuenta con más de 3000 servidores en 94 países y una serie de opciones que la convierten en una de las propuestas más populares.

Además de las opciones básicas de una VPN, cuenta con algunas configuraciones extras para personalizar nuestra navegación web. Además, ofrece recomendaciones de VNP y permite ver las ubicaciones recientes para no perder la pistas de aquellos servidores que nos han funcionado para ver determinados contenidos.

Instalar la extensión solo es el primer paso, ya que nos pedirá otras acciones para utilizar sus funciones desde el navegador web.

SetupVPN

Esta extensión se promociona como una opción gratuita con un ancho de banda ilimitado.

Cuenta con más de 100 servidores distribuidos en diferentes partes del mundo y ofrece un cifrado de grado militar. ¿Cómo funciona? Tienes que instalarlo en Chrome, crear una cuenta en SetupVPN y luego conectarte a algunos de sus servidores según tus preferencias.

Cuando no uses más sus funciones simplemente te desconectas, y sus funciones quedarán pausadas en el navegador web.

ZenMate VPN

Esta extensión VPN cuenta con una versión gratuita y una de pago.

Para comenzar a utilizar sus servicios es necesario crear una cuenta ya que te dará acceso a un panel de control para configurar diferentes opciones. Y en la barra del navegador verás que se añade el icono de ZenMate VPN para conectarte con sus servidores en un clic.

Tiene filtros y opciones configurables para ocultar la IP y protección continua de tus datos.

Betternet Unlimited Free VPN Proxy

Este opción tiene varias características interesantes. Es gratuita, no contiene publicidad y no necesitas crear un usuario para utilizar sus servidores.

Además, está diseñada para aquellos usuarios que no desean complicarse con configuraciones, solo aprestas un botón y ya tienes la VPN lista para usar. Una vez que instalas la extensión, solo tienes que seleccionar “Connect” y automáticamente detectará tu ubicación para conectarte al servidor más cercano.

O puedes elegir manualmente un servidor, aunque no dispone de muchas opciones. Es rápido, simple y sirve para ver contenidos en Netflix, YouTube, Facebook, entre otras plataformas.

NordVPN

Tiene servidores más de 5000 servidores en 60 países, ofrece seguridad de grado militar y enmascara tu IP para que sea imposible rastrear tu ubicación.

Para usar sus funciones tendrás que crearte una cuenta, y optar por uno de los planes de pago si deseas contar con todas las opciones disponibles. Tiene versión para casi cualquier sistema operativo, así que si te agrada su dinámica puedes usarlo en 6 diferentes dispositivos manteniendo tus preferencias.

Antes de escoger una extensión VPN asegúrate de leer con atención las condiciones del servicio y los permisos que solicita para funcionar desde el navegador web. Y por otro lado, da un vistazo a los comentarios de los usuarios para comprobar que brinda las funciones que promete sin poner en riesgo tu seguridad.

Y si pruebas algunas de las extensiones y no te agrada su dinámica, recuerda que deshacerse de ellas es tan fácil como desinstalarlas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...