Puede que muchos productos de Microsoft, como sin ir más lejos Windows Vista, sean bastante criticables. Pero la compañía de las ventanas también fabrica cacharritos, de bastante calidad como es el caso de los ratones. Ahí están el Memory Mouse 8000 o el SideWinder. Sus últimas novedades en este aspecto son el ratón dobladizo Arc y el Explorer con tecnlogía BlueTrack, que ya están a la venta en España.

El Microsoft Arc seduce a primera vista por su diseño. El hecho de que podamos plegarlo por la mitad no es sólo una curiosidad para la vista, sino que está pensado para facilitar su transporte. Cuando está extendido, presenta las dimensiones de un ratón convencional (112,78 x 58,8 mm); al doblarse, reduce su longitud al 60%, para que podamos guardarlo en el bolsillo o el maletón del portátil ahorrando espacio.


De tecnología láser, este ratón se comunica sin cables con el ordenador (tanto un PC como sistemas Macintosh). Para ello hay que conectar un transmisor-receptor al puerto USB, que se encarga de recibir las órdenes del ratón a través de una radiofrecuencia de 2,4 GHz, con un alcance máximo de 9 metros. Se trata de un receptor minimalista, al estilo del que trae el Logitec V450 Nano, pues una vez conectado apenas sobresale un centímetro del puerto USB.

Otros dos curiosos detalles son el propio sistema de transporte del minireceptor, que se guarda debajo del Arc mediante un sistema de imán. El ratón cuenta con una rueda de desplazamiento y cuatro botones de función programable. Microsoft también asegura que su diseño es resistente, ya que puede soportar presiones de hasta 12 kilos. Con un precio de 60 euros, este ratón también se apaga y enciende automáticamente cuando lo abrimos o cerramos, con el objetivo de ahorrar consumo.

Y es que para funcionar usa dos pilas de tipo AAA. Una pena que no lleve batería recargable, como sí que sucede con el Microsoft Explorer, cuya estación de recarga podéis ver en la imagen inferior.

El Explorer usa la misma tecnología de transmisión que el Arc, aunque su receptor, que también se guarda en la parte inferior del ratón, es un poco más grande. Pero su punto fuerte es la tecnología óptica que usa para transmitir los movimientos de nuestra mano a la pantalla. Se llama BlueTrack y puede trabajar con precisión sobre cualquier superficie opaca, como moquetas, mármol o madera barnizada.

Esto se consigue combinando un foco LED azul, cuatro veces más potente que el habitual láser rojo, con un sensor de imagen CMOS de alta precisión. Algo bastante útil cuando viajamos y tenemos que improvisar una oficina informático en lugares poco habituales, como la misma calle.

También cuenta con rueda de desplazamiento y botones programables, y viene con una pila recargable que tiene una vida útil de 3 meses. Con unas dimensiones de 116 x 80,7 mm, este Microsoft Explorer cuesta 80 euros.

También tiene un hermano pequeño, el Microsoft Explorer Mini, con las mismas funciones pero un tamaño de 97 x 67,9 mm. Su precio, lógicamente, también es inferior: 60 euros.

Tres alternativas distintas para quien busque un accesorio informático acorde a sus necesidades.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,