La estación TEAC ITB1000 impresiona a primera vista por su diseño y su tamaño. Y es que estamos ante una torre que mide más de un metro de alto y tiene una planta de 330 x 302 milímetros. Una base de carga y escucha para el iPod que esconde en su interior dos tweeters, dos altavoces para tonos medios y un subwoofer que le proporciona 36 vatios extras de potencia. Este subwoofer se puede conectar o desconectar a elección del usuario.

Cuenta también con una entrada auxiliar que permite conectarle otras fuentes de sonido como reproductores de CD y escucharlas a través de sus altavoces. Incorpora además una salida de video, lo que sirve para reproducir en un televisor los videos almacenados en el iPod. Aunque para esto, quizás sean preferibles los televisores JVC con base para el iPod.


Sigue una filosofía parecida al AeroSystem, un pedestal diseñado por Jean-Michel Jarre, pero menos minimalista. Todas sus funciones se pueden controlar a través de un mando a distancia o mediante la elegante pantalla táctil que incorpora en su frontal. En esta pantalla se integra un reloj y cuenta también con función de alarma para despertarnos con la música del reproductor.

El precio del equipo es de 599 dólares o unos 440 euros al cambio. Recientemente ya os habíamos presentado otro equipo de la misma marca, el LP-R500, que aunaba un reproductor de vinilo, cassette y CD en un mismo dispositivo, pero con un aire retro.

Vía bornrich

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,