No es la primera vez que vemos cómo la tecnología se funde con objetos de lo más cotidiano. Calvin Klein presenta una nueva colección de gafas adelantándose a la época veraniega. Su mejor cualidad, una memoria USB de 4GB de capacidad oculta discretamente en una de sus patillas.

Se podría pensar que se trata del último invento para la próxima película de James Bond. Pero en este caso no es así. Tienen el extraño privilegio de ser las primeras gafas de sol en el mundo con esta particularidad. La memoria USB está integrada en la placa del logotipo de la patilla derecha. Los 4 GB de capacidad son más que suficientes para albergar documentos, música o vídeos.

La colección consta de dos modelos y tres diferentes colores dirigidos tanto al público masculino como al femenino. El lanzamiento se ha realizado de forma exclusiva en Italia y en España. Donde ya están disponibles por el precio de 170 euros. Quizás no es excesivo por ser unas gafas de Calvin Klein, pero desde luego sí para una memoria USB.

Los fabricantes de dispositivos se afanan cada vez más por ofrecer algo diferente. Creando hasta un navegador para mujeres como el TomTom White Pearl. O disfrazando los dispositivos en algo tan dispar como una maleta. O tratar de hacerlos pasar por algo tan inocente como una pieza de Lego. Una forma de explorar o abrirse camino en nuevos mercados.

Vía: DTLux

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...