tv-3d-2-1

Por el momento la mayoría de las empresas se ha decantado por la televisión en 3D con gafas activas, pese a que los compradores no lo tienen tan claro. Una reciente encuesta entre los espectadores del canal norteamericano C-Span revelaba que la mayoría de ellos disfrutan de la experiencia del cine 3D en las salas comerciales, pero que se sienten ridículos con las gafas en casa. Hay que añadir que prácticamente la mitad de la población mundial tiene algún tipo de defecto visual que se corrige con gafas. El colmo de la incomodidad es llevar unas gafas encima de otras. Por eso, los expertos le auguran un recorrido bastante corto a la tecnología tridimensional con gafas.

Las alternativas están bien claras, hay que llevar a los hogares la imagen en tres dimensiones, pero sin gafas. Hasta no hace mucho, Philips lideraba la tecnología que más posibilidades de futuro tiene frente a las gafas. Se trata del 3D WOWvx. Las pantallas y sobre todo los monitores que lo incorporan, permiten el visionado de imágenes 3D sin necesidad de llevar gafas. Esto se consigue gracias a una capa especial de filtrado colocada en la parte frontal de la pantalla, que permite que cada ojo vea una imagen ligeramente diferente. La unión de ambas imágenes da la sensación de profundidad estereoscópica. La sorpresa llegó en junio del año pasado, cuando la holandesa decidió cerrar la sección dedicada a la tecnología 3D WOWvx, abandonando el desarrollo de los paneles y del software generador de los contenidos 3D.

tv-3d-2-2

Las malas lenguas afirman que la holandesa ha dejado de lado la tecnología porque no ha sido capaz de resolver el principal problema, y es que hay que mantenerse muy quieto para no perder la percepción de profundidad. En cualquier caso, hay empresas que han tomado el relevo. La norteamericana 3DFusion está trabajando a marchas forzadas en un televisor HD3D, basado en la tecnología de Philips. La pantalla, que recibe el nombre de 3DFMAX es ya un prototipo operativo, que en realidad no se diferencia demasiado de los modelos en 52 y 56 pulgadas que Philips ha presentado en años anteriores, y que tenían una resolución de 3840 x 2160 píxeles, necesaria para mostrar imágenes FullHD a ambos ojos. El precio en el mercado norteamericano rondaría los 20.000 euros, lo que la limita sobre todo al mercado publicitario. Hay otras opciones, pero bastante alejadas de un futuro comercial

tv-3d-2-6

Entre estas últimas se encuentra la propuesta 3D de Hitachi. Su prototipo, un retroproyector de 10 pulgadas, muestra efectivamente imágenes en tres dimensiones, gracias a una tecnología llamada “Integral Photography with Overlaid Projection”. Dentro de la caja hay 16 proyectores y un complejo sistema de lentes que sincroniza las imágenes. La visión es perfecta desde casi todos los ángulos, pero tiene únicamente una resolución de 640 x 480 puntos, a todas luces insuficiente en la era del FullHD.

tv-3d-2-3

Sony ha mostrado ya sus propuestas de televisores 3D con gafas, pero guarda una carta en la manga. Hace pocos meses presentó un prototipo de pantalla 3D que no necesitaba gafas. El invento tenía una resolución de 96 x 128 píxeles, y no parecía destinado al mercado del cine doméstico. Los analistas opinan que más bien podría acabar poniendo imágenes tridimensionales en todo tipo de dispositivos de mano, sobre todo teléfonos. Un poco más avanzado es el prototipo de Intel, un monitor de reducido tamaño que muestra imágenes en tres dimensiones sin gafas, pero que sufría de “hot spot”, dicho de otra manera, la imagen estereoscópica sólo se aprecia colocándose en ciertos lugares y en determinada posición.

tv-3d-2-5

Casi todas las ofertas de televisores 3D sin gafas  exigen que los espectadores se coloquen en ciertos sitios, y que no se muevan demasiado si no quieren perder la sensación de profundidad. El Instituto Fraunhofer está trabajando en una tecnología que podría solucionar este problema, aunque de momento sólo se aplicará en monitores de ordenador. Su prototipo incluye unos sensores que miden la posición de los ojos, para servir en todo momento las imágenes necesarias para crear la sensación tridimensional. El espectador podrá colocarse dondequiera, sin perder el efecto profundidad. Claro que eso es perfecto cuando se trata de un solo espectador, pero ¿qué ocurre cuando hay dos, o más? Esta es una pregunta para la que los inventores del MP3 aún no tienen respuesta.

tv-3d-2-4

Y si todo el mundo apuesta por tecnologías basadas en pantallas, la japonesa Holoart apuesta por la proyección con su sistema 3D B-Vision. Es una pequeña caja en cuya parte superior hay una diminuta pantalla de cristal translúcido situada a 45° con respecto a los ojos del espectador. Los proyectores se encargan de enviar las imágenes correspondientes a cada uno de los dos ojos que se proyectan simultáneamente y desde atrás sobre la pantalla. El usuario recibe una imagen proyectada para cada ojo, y su cerebro lo interpreta como sensación de profundidad.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , , ,