lg_e-note_h1000b_1

Ya es oficial. Aunque llega con un poco de retraso, la coreana LG ha dado a luz a su primer tablet. Este LG E-Note H1000B es la respuesta de la compañía a la fibre por las tabletas táctiles que Apple desató con su iPad. El dispositivo, al que ya habían cazado in fraganti hace unas semanas, ha pesado 850 gramos al nacer, con sólo 14,5 milímetros de grosor y formato de diez pulgadas.

La pantalla es evidentamente táctil y de tipo capacitiva, por tanto con una respuesta más natural al toque de los dedos. De todos modos, incluirá un estilete para manejarlo y un soporte para usarlo sobre un escritorio. Aparte, presenta una resolución de 1366 x 768 píxeles, mientras que la interfaz se orienta automáticamente gracias al acelerómetro que lleva instalado. Funciona bajo el entorno de Windows 7 edición Starter (la que suelen llevar los portátiles tipo netbook), ya que la alternativa de Android fue previamente descartada.

lg_e-note_h1000b_2

En cuanto al procesador, el E-Note se contenta con un Intel Atom Z530 a 1,6 GigaHercios, así como un GigaByte de memoria RAM. El sistema de almacenamiento es una unidad de estado sólido (SSD), más apropiada para este tipo de aparatos que los discos duros por carecer de partes móviles. Sin embargo, eso implica que la capacidad para guardar archivos se ve limitada a 16 GigaBytes. Hay que añadir asimismo un par de puertos USB 2.0, lector de tarjetas Secure Digital y batería de cuatro celdas.

El apartado de la conectividad sin cables lo cubre con Bluetooth 3.0 y Wi-Fi para navegar por Internet. Sorprende que no disponga de acceso nativo a redes móviles 3G, pero sí que incluye un accesorio para conectarse mediante sistema WiMAX. Al menos en Corea del Sur, que es donde ya se ha empezado a vender a un precio de 961.000 won (622 euros al cambio de moneda).

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,