En octubre del año pasado, Samsung amplió su gama media de smartphones con la nueva serie Galaxy A. Está formada por tres dispositivos, que se diferencian principalmente por el tamaño de su pantalla, pero que tienen un punto común: su carcasa de metal. Samsung empezó a usar este material en agosto de 2014, pero solamente como estructura de sus móviles, manteniendo la carcasa de plástico como sucede en los Samsung Galaxy Alpha y Samsung Galaxy Note 4. Los Samsung Galaxy A fueron los primeros en contar con un chasis completo de aluminio, un detalle que combinado con su precio más ajustado los hace equipos muy atractivos. Los Samsung Galaxy A3, Galaxy A5 y Galaxy A7 llegaron a las tiendas con la versión Android 4.4.4 KitKat, pero la actualización a Android 5.0 Lollipop ya está en camino, un motivo más por el que esta serie de smartphones es una buena opción si buscas un gama media.

El blog YouMobile ha publicado un tweet enviado por el operador británico ThreeUK, en el que confirman que Android 5.0.2 Lollipop llegará a los Samsung Galaxy A5 y A7 durante el próximo mes de junio, aunque no da una fecha concreta. La versión es la misma que lanzaron hace apenas una semana para el Samsung Galaxy A3. El pequeñín de la familia se adelantó a sus hermanos mayores al recibir Android 5.0.2 Lollipop en Rusia como parte de un soak test. Samsung suele probar las actualizaciones antes de lanzarlas de forma global, y para ello suelen elegir un país concreto, normalmente Polonia, pero en este caso ha sido su vecina Rusia. Es difícil prever cuando llegará la actualización a nuestro país, ya que el proceso se lleva a cabo de forma escalonada y también dependerá de los distintos operadores -los usuarios que tengan un Galaxy A7 o Galaxy A5 libre tendrán que esperar menos.

Cuando la actualización esté lista, aparecerá una notificación en el propio dispositivo para poder instalarla directamente, sin necesidad de usar cables. Antes de comenzar con el proceso es recomendable tener algunos aspectos en cuenta, empezando por el nivel de batería. Si el proceso se interrumpe, probablemente nos veamos obligados a restaurar los ajustes de fábrica, perdiendo todo el contenido que tengamos almacenados en el dispositivo, por eso es importante comprobar que el nivel de batería es alto (al menos del 50%). También es importante realizar la descarga a través de una red WiFi, para así no consumir datos móviles de nuestra tarifa. Por último, Android Lollipop optimiza todas las aplicaciones que tengamos instaladas y el proceso puede tardar bastante, por lo que es buen momento para hacer una limpieza.

Samsung confirmó la actualización a Lollipop para su gama Galaxy A hace tiempo, pero la división de la marca en el Golfo Pérsico ha vuelto a descartarla en su región. No es la primera vez que Samsung Gulf decide no actualizar un móvil y contradecir al resto de la compañía, ya sucedió con el Samsung Galaxy Note 2. Afortunadamente en Samsung España tienen una política de actualizaciones mucho más flexible.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,