Si estás buscando comprar un ordenador portátil te habrás dado cuenta de la gran cantidad de modelos que hay en el mercado. Elegir el que más se adapte a tus necesidades posiblemente no sea una tarea fácil. Hay detalles importantes que es mejor que no se te pasen por alto a la hora de decidirte. Por ese motivo, te vamos a dar unas sencillas pautas para que sepas en qué debes fijarte antes de comprarlo.

Este tipo de compras es mejor no hacerlas de manera impulsiva o por la atracción de alguna oferta. Es recomendable pensarlo bien, ya que es algo que te acompañará unos cuantos años, para tus momentos de ocio, trabajo, estudios, etc. Pon atención sobre todo a lo que más provecho vas a sacar del portátil, para adaptarte a lo que quieres gastarte.

Sistema operativo

Puede que esto ya lo tengas decidido y sepas si quieres un MacOS, Windows o Ubuntu. Este es el primer paso, dependiendo del uso que quieras darle y las preferencias que tengas te motivará más un sistema operativo que otro. Si no quieres complicarte mucho es posible que prefieras un Windows, Ubuntu sería para algo más bien técnico. Y si optas por un Mac, aunque sea más caro, sus componentes suelen tener una gran vida útil. Ya depende de tu gusto y necesidad para saber por cuál decantarte.

Tipo de microprocesador

Dependiendo del uso que quieras darle a tu portátil necesitarás un procesador con más o menos potencia. Esta elección puede hacer que el portátil varíe de precio. Si ya sabes de antemano que no vas a exprimirlo demasiado, quizás te convenga una CPU menos potente. Con un microprocesador Intel Core i5 te puede ir bien.

Identifica cuáles van a ser tus necesidades, para ver si te conviene un procesador de última generación tipo Intel Core i7. Si res un gaming y pasas mucho tiempo con el ordenador, es posible que te interese más esta opción, además de otras características.

Lo mismo sucede con los microprocesadores AMD. Si quieres algo para realizar funciones básicas, tienes el  APUs A6 y A4, y si ya quieres algo más potente están los APUs A8 y A10.

Capacidad de almacenamiento

Sabiendo la función que pretendes dar a tu portátil, la capacidad de almacenamiento puede ser algo importante para ti o no. De todas maneras, para que obtengas una buena velocidad es conveniente una unidad SSD en vez de HDD, aunque suponga algo más en el precio. Si bien ofrece menos capacidad de almacenamiento, siempre puedes añadir una memoria externa y recurrir a la memoria en la nube.

Memoria RAM

Si tu interés en comprar un ordenador portátil es para actividades sencillas, como navegar por Internet, usar algún programa de ofimática y escuchar música. Con una RAM de 4GB puede ser suficiente.

Si le vas a dar un uso multimedia, para juegos, ver películas o programas de diseño, te interesa además de una buena tarjeta gráfica una RAM de 8GB a 16 GB como mínimo. Para algo más profesional de diseño 3D, edición de vídeo, simulación, etc., están las RAM de 24 a 32GB.

En todo caso. Procura también no pecar de poca memoria RAM, ya que cuando tu portátil se quede más anticuado la ejecución del software podrá ir seguramente más lenta.

Batería del ordenador portátil

En lo que debemos fijarnos para conocer la capacidad de la batería es el número de celdas. Una batería con más celdas tendrá un mayor rendimiento, pero también debes saber que pesará más. Echa un vistazo a las horas de autonomía que marca el fabricante, aunque suele ser más tiempo del real. Si piensas usar mucho tu ordenador sin cargador es recomendable que la batería sea de al menos 6 celdas.

Pantalla

Una pantalla LED tiene una buena calidad y son más finas que las pantallas LCD, esto es algo muy importante a la hora de adquirir un portátil. Presta atención además al tipo de panel que incorpora, si es IPS, TN, VA:

  • El panel TN es más antiguo y los colores so más apagados.
  • El panel VA se ha puesto de moda entre los gamers al ofrecer una mayor tasa de refresco un brillo elevado y una mayor fluidez.
  • Los IPS son actualmente una de las mejores opciones, son modernos y reflejan bien los colores. Tienen una gran calidad tanto para jugar como para ver películas y son especialmente recomendables para un uso de trabajo.

En cuanto al tamaño y la resolución de pantalla, debes mirar más aspectos que el tamaño y la calidad, porque si quieres una buena resolución ya sea para trabajar, para ver películas o jugar, es necesario que te fijes en la GPU (Unidad de Procesamiento Gráfico). A más resolución más recursos de GPU consumirá, así que será importante contar al menos con una GPU GTX 1060 o superior, para un panel de 1.080p (Full HD).

Diseño y comodidad

También cabe la posibilidad que le des una gran importancia al diseño y la comodidad de tu portátil, tampoco es de extrañar ya que quizás vayas a pasar muchas horas con él y llevarlo a muchos sitios. A parte de la estética, es importante que te fijes en la calidad del producto, puesto que no es lo mismo que sus terminaciones y carcasa estén hechas de plástico a que sean de aluminio. Es conveniente, sobre todo si lo piensas usar mucho, hacer una prueba con el teclado para ver lo cómodo que te sientes al escribir y controlar el cursor.

Estos son algunos de los puntos clave más importantes para decidirte a comprar un ordenador portátil. Puedes profundizar en estos aspectos para comprobar que te conviene más. Tendrás seguramente que hacer una elección en base a tu presupuesto, por eso te conviene centrarte en las características a las que más provecho podrás sacar, renunciando a otras que no son tan necesarias para ti. Considera además aspectos como la garantía, la tarjeta gráfica, el peso, los puertos con los que cuenta, webcam, etc. Comprueba finalmente que en su conjunto sea exactamente lo que estabas buscando.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp