tablets_intel_1

Hace un año el iPad se presentaba en sociedad. El invento de Apple se arriesgaba a debutar en solitario como el primer tablet en el mercado (al margen de los antiguos portátiles convertibles). Si al principio las primeras reacciones predecían un futuro incierto, doce meses después el panorama ha cambiado por completo. La fiebre de las tabletas táctiles se ha desatado, y aunque los estudios deducen que no son el regalo preferente de estas Navidades, en 2011 tendrán al menos la misma presencia que los netbooks.

Un ejemplo significativo de esta tendencia al alza lo encontramos en los últimos datos facilitados por Intel. La compañía ha anunciado que, durante el próximo año, se lanzarán 35 modelos basados en su plataforma de procesadores Intel Atom, y equipados con sistemas Windows. Aunque es evidente que la firma utiliza esos datos para sacar pecho frente a sus competidores, bien puede servir como muestra de la rapidez con la que estos aparatos se están expandiendo.

tablets_intel_2

A la hora de analizar las causas de esta moda se pueden señalar varias causas. Entre ellas, que los tablets han venido acompañados de otro sector tecnológico en plena efervescencia: los sistemas operativos móviles. Mientras que los netbooks generalmente se ceñían al entorno de las ventanas de Microsoft, los tablets dan cabida a alternativas como Android de Google o MeeGo de Nokia. El informe de Intel dice que Windows 7 seguirá en cabeza, pero el atractivo de los mercados de aplicaciones puede hacer que sus competidores ganen adeptos.

Otro factor a tener en cuenta es que los tablets llegan al mercado en etapa de madurez. Al menos si los comparamos una vez más con los netbooks, que tardaron un buen tiempo en quitarse la falsa etiqueta de “equipos de bajo coste” (heredada del fallido proyecto de Negroponte). Muchos fabricantes dudaban si lanzar su propio modelo, y cuando se decidían, apostaban por equipos clónicos. En el caso de las tabletas, parece que las principales firmas se preocupan por lanzar productos diversos y mejor diferenciados desde el principio.

Y es que habrá un poco de todo entre las 55 millones de unidades que se venderán este año. Acer se ha estrenado a lo grande presentando a la vez tres tabletas distintas. Asus prepara sus propias alternativas. Samsung espera llegar al millón y medio de unidades de su Samsung Galaxy Tab mientras trabaja en una nueva variante. Además, el iPad seguirá dando que hablar con sus segundas versiones. La ventaja para Intel es que no se encontrará con la competencia de AMD, habitual rival de la compañía que ha decidido no introducirse en este terreno a corto plazo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,