La llegada de nuevas versiones de Android pone en alerta a los usuarios que esperan la confirmación de que sus dispositivos tendrán las novedades. Google publica las nuevas versiones, pero no son ellos los que deciden cuando lanzar las actualizaciones, ni tampoco qué dispositivos serán los afortunados en tenerla. Muchas veces se descartan actualizaciones porque el móvil o tablet en cuestión no es lo suficientemente potente y no ofrecería una buena experiencia de uso. Esto es lo que podría pasar con la tablet Samsung Galaxy Tab 8.0 si la información publicada por Samsung Gulf se acaba confirmando. La división de la marca para el Golfo Pérsico ya aseguró anteriormente que uno de sus equipos no se actualizaría, sólo para ser desmentido después por varias divisiones de Samsung en otros países. ¿Llegará Android 5.0 Lollipop a las Samsung Galaxy Tab 8.0?

Samsung Gulf lleva una buena racha desilusionando a sus usuarios. La semana pasada, un seguidor les preguntó a través de Facebook si el Samsung Galaxy Note 2 se actualizaría a Android 5.0 Lollipop, a lo que la compañía respondió que no. Justo al día siguiente, Samsung España confirmaba que la actualización estaba en fase de desarrollo y llegaría a los Note 2 próximamente. Samsung Dinamarca también se ha sumado, confirmando que la segunda generación del tabletófono de Samsung, un móvil que recordemos ya tiene dos años y medio de antigüedad, sí que tendrá su ración de Lollipop.

Esto nos recuerda que las actualizaciones pueden variar según territorios. En este sentido, la cancelación de Android 5.0 Lollipop para la Samsung Galaxy Note 8.0 podría estar limitada únicamente a las regiones del Golfo Pérsico y llegará a más países. De momento no hay ninguna confirmación sobre la llegada de Android 5.0 Lollipop a este modelo, por lo que habrá que seguir esperando a que otras divisiones de Samsung digan algo al respecto.

La Samsung Galaxy Note 8.0 es más nueva que el Galaxy Note 2 y tiene la misma configuración de procesador, por lo que hay posibilidades de que finalmente se actualice.  El chip en cuestión es un Samsung Exynos 4412, un cuatro núcleos con arquitectura Cortex A9, que funciona a 1,6 Ghz de frecuencia. Está acompañado por una GPU (procesador gráfico) Mali-400 MP4 y lleva 2 Gb de memoria RAM. No es una configuración muy puntera que digamos, pero si el Samsung Galaxy Note 2 se va a actualizar, no hay ningún motivo por el que la Galaxy Note 8.0 no pueda hacerlo. El dispositivo integra una pantalla de 8 pulgadas con resolución HD (1.280 x 800 píxeles) y lleva dos cámaras de fotos; de 5 megapíxeles en la parte trasera y de 1,3 megapíxeles en la delantera. Salió de serie con Android 4.1.2 Jelly Bean en el momento de su lanzamiento, que se produjo en abril de 2013, y más tarde se actualizó a Android 4.4 KitKat, versión en la que todavía permanece.

Los fabricantes van mejorando su soporte de actualizaciones poco a poco, pero todavía vemos cómo terminales muy recientes se quedan estancados en versiones antiguas sin razón aparente. Hace poco HTC confirmó que el HTC One Mini 2 no se actualizaría a Android 5.0 Lollipop, un terminal que tiene tan sólo un año de antigüedad. Esperemos que no suceda lo mismo con la Samsung Galaxy Note 8.0.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,