La gente de LG ya no sabe qué inventar para llamar la atención. Ultimamente les ha dado por hacer todo tipo de acciones de marketing variopintas. Que si llevar a Elsa Pataky a una presentación para periodistas. Que si jugar al engaño con lo que parece ser una nueva serie de televisión (“Scarlet: the TV series”), pero que al final es una nueva gama de televisores de alta definición de la marca coreana. Lástima que muestren más interés en el envoltorio y los adornos que en los productos.

En fin, nosotros vamos a lo que nos interesa. Los nuevos televisores LG Scarlet destacan por su diseño y estarán disponibles en tamaños de 32, 37 y 42 pulgadas. Al ser televisores full-HD, podremos ver las imágenes a una resolución de 1920 x 1080. Y no sólo las que sintonicemos en el televisor, porque mediante su puerto USB -situado en el frontal del aparato, para tener un acceso más fácil- podemos conectarle cualquier dispositivo con esa interfaz para ver fotografías y escuchar música en MP3. Aquí es donde podrían haber invertido el presupuesto de contratar a Elsa Pataky en meter un driver para ver vídeo a través de un disco duro externo conectado a este puerto USB.

Para las imágenes en movimiento, cuenta con unas especificaciones bastante interesantes: el contraste dinámico es de 50.000 : 1, el brillo de 500cd/m2, el procesado de imágenes emplea 10 bits y el tiempo de respuesta es de 5 ms.

El sonido también se ha cuidado en la nueva serie: tiene 4 altavoces de 10 watios, integrados en el televisor, que actúa como una caja de resonancia. Además, incluye el sistema Clear Voice, que realza los diálogos cuando los efectos de sonido o bandas sonoras enmascaran la voz. Otras características más habituales en el mercado son el decodificador Dolby Digital y el ecualizador de sonido en pantalla.

Su interfaz cumple las especificaciones de la última versión de HDMI, 1.3, para conseguir una mayor cantidad de colores. Es posible conectar a través de ella hasta 4 equipos que pueden conectarse con un único mando a distancia, aunque su rango de conexiones va mucho más allá: además de sus cuatro puertos HDMI y el USB frontal que ya hemos comentado, dispone de RGB para PC, ranura PCMCIA, 2 euroconectores, entrada por componentes (480i a 1080p), salida de audio digital óptica y puerto de control RS-232.

Otras prestaciones llamativas de Scarlet son su peana giratoria para orientar el televisor en la dirección deseada o su sensor de iluminación de la estancia, que adapta las características de brillo y contraste al entorno para mejorar la calidad de visionado. Además, cuenta con el afamado motor gráfico XD-Engine, receptor integrado de TDT y EPG (guía electrónica de programas).

Sus dimensiones son de 929 x 665 x 98,7 mm, que pasan a ser de 929 x 706,9 x 374,7 mm con peana. El reducido fondo del aparato, de menos de 10 cms, es algo ya habitual en el sector.

Reciente hemos visto otros televisores de alta definición similares de marcas como Sony (por ejemplo, con el modelo E4000 o el W4000) o Samsung (entre su amplísima gama de televisores de alta definición, el modelo de Armani es sin duda el más llamativo por su diseño). Aunque sabiendo que nuestro país es, según esta encuesta, el segundo de Europa en compra de equipos de alta definición, probablemente hay mercado de sobra para todos los fabricantes.

Los precios que el nuevo televisor tendrá en nuestro país oscilan entre los 899 euros del modelo de 32 pulgadas a los 2.199 euros del de 47 pulgadas.

Vía: xataka

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...