KEFQSeries

La Serie Q de Kef reúne diversos modelos de cajas acústicas que resaltan por su buena relación calidad/precio. Dentro de esta familia figuran tanto altavoces en formato de estantería, como de tipo columna. Algunos de ellos resultan ideales para aplicaciones de alta fidelidad, mientras que otros están pensados para formar parte de sistemas de cine en casa. Incluso hay modelos que pueden utilizarse indistintamente en instalaciones para música y también para cine en casa.

Estos altavoces se caracterizan por emplear tweeters de cúpula de aluminio con forma de mandarina, por la tecnología Uni-Q, por los conos LF al cargo de loa parte inferior del espectro, y por sus característicos recintos curvados. Los interiores están específicamente diseñados para reducir al mínimo las distorsiones producidas por las ondas internas. Los recintos están construidos con MDF y llevan refuerzos internos para convertir las cajas en material inerte acústicamente. Así, el fabricante consigue que sus altavoces de la Serie Q no aporten ninguna colatura al sonido. No es la primera vez que Kef utiliza recintos curvados en sus altavoces, pero la Serie Q supone un paso adelante respecto a todo lo aprendido por el fabricante durante el desarrollo de otra de sus familias de cajas acústicas, la  legendaria Serie Reference.

Por otro lado, la tecnología Uni-Q ha sido patentada por el fabricante como solución a la hora de sonorizar salas de dimensiones entre medianas y pequeñas, que suelen ser las más desasistidas por las marcas de alta fidelidad. Entre otros avances, la tecnología Uni-Q consta de un sofisticado tweeter de domo elíptico de 19 milímetros.

Todos los modelos pertenecientes a la Serie Q están a la venta en varios acabados en madera muy atractivos entre los que se encuentra el negro ceniza, el manzano oscuro o el nogal americano.

KEFQSeries 2

Los Kef iQ10 son los más pequeños de la familia y están diseñados específicamente para salas de tamaño mediano y reducido. Pueden trabajar con amplificadores que suministren una potencia de entre 10 y 100 vatios. Pueden cumplir perfectamente la función de altavoces satélites (e incluso como frontales) para un sistema de cine en casa. Una pareja de Kef iQ10 cuesta 400 euros. Claro que es posible hacerse con un sistema completo. En oferta ahora mismo está disponible un sistema Sonata de Cambridge Audio compuesto por un amplificador DR30 y un reproductor CD30 más una pareja de iQ10 por 989 euros.

Un poco más grandes, pero también en formato de estantería están los Kef iQ30, cuyo precio alcanza los 500 euros la pareja. Destacan por su versatilidad, puesto que se desenvuelven igualmente bien tanto a la hora de reproducir música clásica como en el momento de aportar emoción a las bandas sonoras de las películas. Tienen dos vías y un puerto de graves. Están disponibloes con un sistema Cambridge Audio Sonata por 1029 euros.

Los Kef iQ50 son altavoces de pie con dos vías y media y puerto de graves en el frontal. Sus dimensiones son 81,5 centímetros de alto por 17,5 centímetros de ancho y por 26,1 centímetros de fondo y pueden trabajar holgadamente con amplificadores que suministren una potencia de entre 15 y 130 vatios. Cuestan 700 euros la pareja

Por su parte, el Kef iQ60c es un altavoz central de tres vías que puede trabajar como compañero de los dos anteriores miembros de su familia, los iQ10 y los iQ30. Va a cumplir estupendamente con su misión de aportar claridad a los diálogos cuando el usuario desee disfrutar del mejor cine en su propia casa. Está blindados magnéticamente y su precio asciende a 450 euros.

Y pasando al tamaño de columna están los Kef iQ70. Tienen dos vías y media, además de un puerto de graves. Su respuesta de frecuencias va desde 36 a 40.000 hertzios. Miden 86,5 centímetros de altura, 22 centímetros de fondo y 32,7 centímetros de profundidad. Pueden encontrarse en tiendas especializadas a un precio de 1.200 euros la pareja.

Finalmente, los Kef iQ90 representan lo más avanzado del fabricante dentro de la Serie Q. Cuentan con tres vías y dos puertos de graves. Además, para moverlos, requieren amplificadores que sean capaces de dar una potencia de salida de entre 15 y 200 vatios. La respuesta de frecuencias de entre 33 y 40.000 hertzios resulta adecuada para los más diversos estilos musicales. Necesitan salas grandes para poder trabajar convenientemente. De cualquier modo, el precio de los Kef iQ90 sigue estando muy contenido: 1.400 euros el par.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,